sábado, 26 de noviembre de 2016

La montaña herida. Buruntza 441 m.


INTRODUCCION

Situado al noroeste del territorio guipuzcoano, el monte Buruntza se eleva altivo sobre las localidades de Lasarte-Oria al norte, Andoain al sur, y Urnieta al este. Hacia poniente es el río Oria quien lo delimita 400 metros más abajo.

Este pequeño macizo individualizado posee en su cuerda somital, separadas por apenas 250 metros, dos cimas poco diferenciadas. Al norte, con 441 metros de altitud, se encuentra la más elevada en la que existe un vértice geodésico. En la cima meridional, algo más baja, está situado el buzón y una gran cruz que domina el entorno.

Hoy voy a visitar una montaña herida, mutilada  por el violento desgarro que la cantera propina sobre su flanco sur, aún se resiste a doblegarse, y me mostrará, con detalles de gran amabilidad, los encantos de su singular belleza.


RECORRIDO

Partiré del barrio de Antxisu en la localidad de Lasarte-Oria.

Me dirigiré hacia el sur, alternando caminos y sendas, entre varias bifurcaciones.

Llegaré por encima de la cantera a la coqueta ermita de San Roque desde donde se obtienen unas excelentes vistas hacia el sur.

A pocos metros hay un robusto refugio. Desde allí, un marcado sendero, me deposita en la cima meridional señalizada con un antiguo buzón y una enorme cruz.

Las panorámicas que se obtienen desde la cima son espectaculares.

Recorriendo la cuerda somital, unos 250 metros, alcanzo la cima septentrional en la que existe un vértice geodésico. Las vistas son similares que en la cima sur.

Seguidamente un brusco descenso me lleva a un cruce desde donde se puede llegar a Andoain.

Continúo siguiendo las indicaciones hacia Lasarte. En un paso elevado de alambrada, que está señalizado, giro noventa grados a la izquierda para descender por la ladera que llega a la enorme ermita de Azkorte.

Desde allí tomo durante unos metros el asfalto, para desviarme por un camino, que tras un cruce, me deposita en una pista cementada que da acceso a un chalet.

Después remontaré la loma meridional de Benedika hasta su cima. La señala un precioso buzón que representa un caserío.

Posteriormente descenderé la ladera opuesta hasta dar con el asfalto en las inmediaciones de Lasarte.

Bajando un poco por el camino de Azkorte se llega a una calle paralela al río Oria y a la N-1.

Solo queda seguirla en dirección sur hasta llegar de nuevo al barrio Antxisu. Inicio y final de recorrido.


ITINERARIO

Salgo del barrio de Antxisu en Lasarte-Oria. Es donde he estacionado el vehículo (Wp-01).


Desde allí sale una pista cementada que sube en pronunciada pendiente.


Al acabar el piso de cemento, una bifurcación la divide en dos anchos caminos. Sigo por la derecha (Wp-02).


A medio kilómetro.....


....me vuelvo a desviar a la derecha (Wp-03).


El otoño tiene los días contados.....


....y eso se nota en el medio.


Un nuevo cruce me deja en un ancho camino (Wp-04) por el que ando apenas 100 metros para tomar de nuevo un sendero (Wp-05).


La estrecha senda se encajona entre la ladera y un gran talud, junto a una línea de alta tensión.


Una primera ventana nos da opción a divisar la N-1 en su entrada a Andoain, el río Oria y el monte Belkoain.


El sendero asciende suavemente....


...bordeando la cantera por su parte superior.


Finalmente entronca con un relevante camino.....


....en el que existe un Vía Crucis.


Al poco rato llega a la coqueta ermita de San Roque-Eroke Deuna (Wp-07)


Como no podía ser de otra manera en su interior hay una representación del Santo.


Al estar sobre un promontorio despejado las vistas son bastante amplias. Enfrente está el monte Belkoain y detrás el macizo de Ernio y Gazume.


A los pies del monte, Andoain.




Las amputaciones que la cantera ha hecho a la ladera son evidentes.


Después de un rato abandono el entorno de la ermita....


....y me dirijo hacia el refugio que esta a escasos metros.


Robusto refugio de Belkoain (Wp-08).


Tras tomar algunos detalles del mismo....


.....tomo....


....un....


....tapizado camino....


....que asciende...


....suavemente por la ladera.


Los árboles desnudos delatan la proximidad del invierno.


Cerca de la cumbre.....


....observo la magnitud de la cruz que la preside.


Cima meridional de Belkoain, de 439 m. de altitud, señalizada por un antiguo buzón y una gran cruz (Wp-09).


Como no hay obstáculos alrededor, las panorámicas en todas las direcciones son estupendas.
Al fondo, en un hoyo, una gran obra de infraestructura llama mi atención. No se de que se trata, posiblemente sea el AVE.

Andatza
Belkoain - Macizo de Ernio-gazume


Lasarte con su emblemático hipódromo.


Detalles de Donosti


Amplias panorámicas, destacando la Bella Easo.


Zubieta, el hipódromo, Lasarte, la N-1, Igeldo, la costa guipuzcoana y el mar Cantábrico.
Igeldo-Santa Clara-Monte Urgull


El hipódromo, el río Oria, La N-1, Lasarte-Oria.


En la parte inferior derecha. el barrio de Antxisu desde donde he partido.


El corredor hacia el sur.


El antiguo buzón que data del año 1.936.


Después de un gratificante rato en la cima me despido de la emblemática cruz....


....recorriendo la loma somital.


La señalización típica de Buruntzaldea balizan el terreno. Paso al lado de un obituario en forma de estela....


....un poco antes de alcanzar la cima norte. Con 441 metros de altidud es un poco más alta que su homónima y en ella esta situado el vértice geodésico (Wp-10)


Las vistas son muy similares a la de su gemela. Zubieta, Lasarte-Oria, Donosti
Getaria y su característico ratón.


Montes cercanos.

Hernani - Urnieta


Panorámica hacia el arco Jaizkibel-Peñas de Aia.


Vista hacia la cima sur con Belkoain y el Macizo de Ernio-Gazume de fondo.


Abandono la atalaya....


...para destrepar por una empinada senda rocosa.....


....que me deposita....


....en un cruce señalizado....


....de caminos (Wp-11).


Seguiré, como es evidente, dirección Lasarte.


Cerca de una pequeña finca donde los gorrinos pacen libremente....


....me desvío bruscamente hacia la izquierda en un paso señalizado (Wp-12).


Desde allí veo la loma de Benedika que tendré que remontar más tarde.


Detalles de la ruta.


Las indicaciones son abundantes y no dejan lugar a dudas.


Durante el descenso por esta parte ya intuyo por donde tendré que andar.


Ya veo la ermita de Azkorte....


...y el monte....


....que la protege.


Ermita de Azkorte (Wp-13)
Es un edificio de reciente construcción (1.972) ya que la anterior, situado 100 metros más arriba, fue derruido a consecuencia de un derrumbamiento provocado por las obras de la cantera.
Alberga en su interior el Cristo de Azkorte, talla gótica del siglo XIII.


Detalles. Puerta oeste, cruz en las inmediaciones.


La ladera por donde he bajado.




Cerca de la ermita, en la primera revuelta del carretil, lo abandono para tomar un camino señalizado a la derecha (Wp-14) 


Una simpática amazona hace honor a la tradición ecuestre de la zona.




Al poco de transitar por el camino un nuevo cruce....


...me hace optar por la dirección menos habitual (Wp-15)


Enseguida salgo del bosque...


...para contemplar....


...este precioso lugar.


Enfrente tengo la loma de Benedika y visualizo el itinerario que seguiré.


Esta me controla mirándome de reojo.


Un solitario roble marca la confluencia del camino....


.....con la pista hormigonada que llega a un chalet (Wp-16). Aquí un paso de alambrada me sitúa en la campa de acceso a Benedika.


Una mirada hacia atrás....


....antes de abordar la dura rampa....


....que me lleva.....


....hasta la cima del cerro de Benedika (Wp-17).


Las vistas son limitadas al estar su parte cimera cubierta por un bosque de pinos.




Un precioso buzón corona el punto más elevado.


Sigo la dirección que traía para bajar por la ladera opuesta.


Un notable camino se abre paso entre los pinos.


Texturas......


....frutos.....


....caminos.....


.....en definitiva, un entorno para disfrutar.


Ya veo Lasarte.....


....pero....


...me resisto....


...a  abandonar...


...este lugar tan encantador.


Las primeras edificaciones hacen acto de presencia en claro contraste.


Aunque el otoño está próximo a concluir, los árboles aún conservan su envejecido manto.


He tenido suerte con la meteo y la luz realza la tonalidad de los pastos.....


....pero las hojas ocres delatan la estación en la que nos encontramos.


Una mirada al entorno me reconforta.


En las zonas más expuestas al viento los.....


....árboles han perdido....


....su....

....preciado atuendo.


Ya he confluido con el asfalto y me acerco a las zonas residenciales.
También veo el icónico representante de la localidad......


....y por supuesto el síntoma del desarrollo industrial.


Tras una última mirada hacia el monte que me ha acogido con amabilidad....


....me dispongo a recorrer....


...los....

......últimos....


...metros....


....que me separan....


...del barrio Antxisu. Inicio y final del recorrido.



DATOS DE INTERES












ACCESO AL TRACK





REPORTAJE RELACIONADO




Esto ha sido todo, espero que os guste