jueves, 15 de diciembre de 2016

La escolta del monte Oiz. Gallanda - Arakaldo - Añao - Egiluze - Jandolamendi


INTRODUCCION

Al sureste del territorio vizcaíno, desgajado de la vertiente meridional del monte Oiz, se encuentra un cordal de elevaciones de mediana altitud con la característica común del manto de pinos que las cubren.

Con una orientación NE-SE está compuesto de los montes Gallanda en el sur, Arakaldo, Añao, Egiluze y Jandolamendi al norte.

Por un entorno cambiante, consecuencia de las sacas que se realizan con frecuencia por la zona, hemos realizado un pequeño recorrido para enlazarlas de forma continua, y lo más directamente posible, siguiendo caminos y sendas perfectamente transitables.

Solo una parte de la zona comprendida entre el collado Aretzagana y la cima de Arakaldo puede presentar algún inconveniente al transitar por lugares cerrados por la vegetación, sin traza y en pendiente.


RECORRIDO

Partiremos desde la carretera que enlaza Garai con Goiuria. En una cerrada curva, a tres kilómetros y medio aproximadamente de Garai, hay una gran explanada utilizada para la carga de las sacas de pinos. Allí hemos dejado aparcado el vehículo (Wp-01).

Tras pasar un paso canadiense seguimos el ancho camino que asciende con amplias revueltas y algún desvío a la cima de Gallanda (Wp-03).

Bajaremos por la vertiente opuesta hasta el collado Aretzagana por donde pasa una pista cementada (Wp-04).

La seguimos unos metros en dirección norte hasta tomar un camino a la derecha ((Wp-05)

Al poco rato de pasar otro desvío a la derecha, la senda se torna difusa por la vegetación, pero continúa hasta que desaparece a la altura de una alambrada. Es el momento de remontar la dura pendiente cubierta de hierba hasta las cercanías de la cima de Arakaldo, donde ya se suaviza.

Esta zona es la más conflictiva del itinerario y puede hacer dudar algún momento en el itinerario a seguir. En el mapa y las fotos están señalizados con un color magenta.

Después llegaremos enseguida  a la cima señalizada con un bonito buzón y aceptables vistas (Wp-07).

Seguiremos en la misma dirección por amplio camino hasta descender al collado de Lasiar (Wp-08)

Lo cruza una vía asfaltada que se dirige a Oiz. También existe un refugio y una zona de esparcimiento.

Dejando el ramal a la derecha, remontaremos la dura pendiente que nos separa de la cima de Añao (Wp-09). Un hito señala su cima.

Siguiendo el mismo rumbo descenderemos a un nuevo collado por donde vuelve a pasar el carretil (Wp-10)

A continuación tomaremos un notable camino hacia Egiluze, que lo tenemos enfrente.

Después de un primer desvío y cuando intuimos que el camino va a bordear la cima, lo abandonamos para remontar unos metros la loma, por terreno sucio y sin traza, hasta alcanzar el punto culminante. Egiluze carente de identificación y sin ninguna vista (Wp-11)

Cambiando la trayectoria a NW, y siguiendo por el mismo terreno incómodo, llegamos a un camino que desemboca en un colladito con un cruce (Wp-12)

Algún hito y el camino evidente nos deposita en la cima de Jandolamendi, la más elevada de la cuerda (Wp-13)

Las vistas hacia su protegido, el monte Oiz, son las más significativas. Un buzón preside su cima rocosa (Wp-13).

Para el regreso bordearemos todos los montes por la derecha por amplios caminos y zonas asfaltadas hasta llegar de nuevo a la explanada junto a la carretera donde tenemos el vehículo (Wp-01). Inicio y final de la ruta.


ITINERARIO

Iniciamos la excursión desde una explanada que hay junto a una cerrada curva de la carretera de Garai a Goiuria (Wp-01).

Atravesamos un paso canadiense y tomamos la pista de tierra y grava que se abre al frente.

Asciende en suave pendiente....

...hasta que al cabo de 1,300 Km. tomamos este desvío a la derecha señalizado con un hito (Wp-02)

El sendero sube pronunciadamente....

....hasta....

....llegar....

....a la cima de Gallanda 524 m. (Wp-03)

Un buzón con un nombre un poco raro decora su cima.

Parece que conocían nuestra llegada. 😆

Las vistas hacia los montes del Duranguesado y la sierra de Aramotz son formidables.

Un bonito contraluz adorna al Udalaitz.

Una Ikurriña preside la cumbre.

Dejamos atrás la cima.....

....y seguimos un amplio camino. Los aviones surcan habitualmente estos cielos pues el aeropuerto de Loiu está relativamente cerca.

Los pinos conforman la masa forestal que mayoritariamente pueblan estos montes.

Al cabo de 2,200 Km. llegamos al collado Aretzagana (Wp-04).

Tras andar por el carretil unos pocos metros, nos desviamos a la derecha (Wp-05).

De momento el camino es relevante.

Cuando el camino parece que va a bordear la cima, lo abandonamos para desviarnos a la derecha (Wp-06).

La senda que hemos cogido termina cerrándose a causa de la vegetación y tiramos ladera arriba sin traza.
Alcanzaremos un aparente camino que termina por diluirse a la altura de una alambrada. Es la hora de remontar decididamente la inclinada y herbosa ladera durante unos metros. Después de un trecho se suaviza.
Este tramo es el más conflictivo del recorrido y nos puede hacer dudar del itinerario a seguir. La alambrada es un buen referente para solventarlo.
En el mapa y las fotos está reflejado en color magenta.

Ya junto a la alambrada alcanzamos enseguida.....

....la cima de Arakaldo 575 m. de altitud (Wp-07)

Un buzón....

....un mástil....

.....con una Ikurriña....

....y un vértice geodésico comparten la cima.

Después de un rato en la cima continuamos la ruta, ahora si, por un notable camino.

Un tramo sin ramas nos anima a tomar una panorámica sobre el Duranguesado....

....y sobre nuestro protegido, el monte Oiz.

La sierra de Aramotz también se deja ver con Gallanda en primer término.

Durangaldea.

La desnudez de los árboles delatan la estación en la que nos encontramos.

Parece evidente....

.....que es este el camino que se emplea para llegar a Arakaldo.

Las hojas ocres.....

....tapizan.....

....la vereda.

LLevamos andados casi 4 kilómetros cuando llegamos a la zona de esparcimiento de Lasiar (Wp-08)

Un vial asfaltado comunica esta zona con la carretera de Garai a Goiuria y continua hacia el monte Oiz.

Siguiendo unos metros por asfalto lo abandonamos enseguida para remontar la.....

....empinada  ladera suroeste....

....del monte....

....Añao 572 m. Un hito identifica el punto más elevado ((Wp-09)

La foto de rigor en la cima.

Después descenderemos por la ladera opuesta.....

....hasta dar con un nuevo collado (Wp-10). Por aquí también pasa el carretil camino de Oiz.

Cogemos un amplio camino orientándonos hacia Egiluze que es la elevación que tenemos enfrente. Alguna señal indica la ruta habitual a Jandolamendi que en un principio compartimos.

Cuando intuimos que la vereda va a bordear la cima.....

...la abandonamos para continuar monte a través por una molesta zona bastante sucia.....

....hasta llegar a la cima del monte Egiluze 627 m. (Wp-11). No hay nada que identifique el punto culminante, siendo lo más significativo una especie de planta, parecida a la lechuga, que invade la parte más elevada.

La foto para el recuerdo, porque por aquí no se pasa todos los días.

Detalle de la planta que puebla la cima y de la que desconocemos su nombre.

A continuación giramos a NE por el mismo tipo de terreno.....

....hasta que tomamos un notorio camino.

Alcanzamos un cruce en un colladito (Wp-12). Un hito nos identifica el camino a seguir.

A partir de aquí la ruta a seguir es más evidente......

....orientándose hacia la zona cimera....

...del monte....

....Jandolamendi 698 m. de altitud (Wp-13). Máxima elevación de la cuerda.

Un buzón del Club Bancobao identifica la cima.

Unas miradas a nuestro tutelado, el monte Oiz de 1.026 m. de altitud.
Un triste suceso hizo que su nombre apareciese en todos los medios de comunicación.
El 19 de febrero de 1985 un Boeing 727 de la compañía Iberia bautizado con el nombre de "Alhambra de Granada", que realizaba el vuelo regular 610 (IB-610) entre Madrid y Bilbao, chocó con el repetidor de Euskal Telebista instalado en la zona cimera del monte durante las maniobras de aproximación al aeropuerto de Sondica. Fallecieron las 1480 personas que viajaban a bordo.

Askako Mendia - Zengotitagana - Kurutzeberri.

Los pinos están creciendo alrededor de la cima y dentro de poco la privarán de las vistas.

Después de un rato en la cima para reponer fuerzas, emprendemos el regreso por el mismo camino.



Una mínima variante a pocos metros de la cima nos sitúa de nuevo......

...en la amplia vereda.

Después llegaremos al collado de la pista asfaltada y tomaremos el camino que circunvala el monte Añao.....

....para....

...alcanzar de nuevo la zona de esparcimiento de Lasiar.

A continuación cogeremos el carretil.....

...que bordea el monte Arakaldo.

Por esta parte divisamos Arburu, Kurtze y Bizkargi.

Una panorámica más amplia nos detalla que la mayoría de los bosques de la zona son de pinos.

Con el "pase de modelos" damos por concluido el asfalto en el collado de Aretzagana.

Posteriormente bordearemos el monte Gallanda.....

...por un generoso camino.

Nuestras miradas se centran ahora en las obras del AVE sobre las inmediaciones de Euba.

La sierra de Aramotz, con Gainzorrotz y Urtemondo, como cimas más representativas.

Las vistas hacia Udalaitz delatan...

...que nuestro recorrido toca a su fin.

A los pies de Gallanda....

....se encuentra la amplia curva de la carretera donde tenemos estacionado el vehículo. Inicio y final del recorrido.



DATOS DE INTERES







ACCESO AL TRACK



PUNTO DE INTERES

De regreso a casa nos paramos para ver la ermita de San Juan de Momoitio, situada en Garai. Está emplazada en un entorno precioso sobre un balcón natural con vistas hacia el Duranguesado.

Es un lugar muy interesante y cargado de historia. Un sitio que si se pasa por la zona hay que visitar.

Toda la información en:



Indicadores en un cruce.

Panel informativo y estelas funerarias.

Detalle de la espadaña.

Puerta y ventanas enrejadas.

Detalle del retablo con una talla de San Juan Bautista.

Panel informativo. Pila de agua bendita. Estela funeraria. Espadaña.

Vista general de la Ermita.

Desde el entorno se pueden contemplar los montes Gallanda y Arakaldo por donde hemos andado hace poco.

Arakaldo.

Paisaje del lugar.

Vistas desde la balconada hacia el Udalaitz y Durangaldea.


Esto ha sido todo, esperamos que os guste




4 comentarios:

  1. Hola Josean,mi recuerdo de esos montes son las vistas que ofrecen,el entorno es mas pobre porque nos seguimos empeñando en maltratarlos y descuidarlos en su limpieza
    Feliz entrada de año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las vistas más destacadas son hacia el Duranguesado, sierra de Aramotz y Oiz y solo desde algunos montes. Otros, Añao y Egiluze están carentes totalmente.

      Es verdad que los maltratamos. Estos están muy sucios. Ya sabemos que tienen que hacer sacas pero podían ser más racionales y no estropear tanto el entorno. Como en casi todo, lo que prima es el dinero.

      Un saludo y a disfrutar del año en los montes.

      Eliminar
  2. Interesante,completo y entretenido itinerario Josean

    El territorio vizcaino, con diferencia, es el que menos he visitado pero voy tomando nota de tus soberbios reportajes y ya me está picando " el gusanillo ".

    Supongo que esta zona que nos muestras, al estar a la " sombra " del Oiz, no será muy frecuentada como otros muchos montes que pasan desapercibidos ante la cercanía de cumbres más " importantes ".

    Bella panorámica la que se puede disfrutar desde la zona, que unido a esos " lugares de interés " que nos propones visitar por las inmediaciones, le dan un valos añadido a la excursión.

    Pues nada, espero que con el nuevo año en el que acabamos de entrar, sigas deleitándonos con estas " obras de arte " con las que todos disfrutamos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oscar

      En Bizkaia hay montes y recorridos muy bonitos e interesantes. El que he presentado está un poco “adornado” pero son dos centenarios a la vez, además no los tenía “gepeseados”.

      A ver si este año, mejoramos la “productividad”, en términos montañeros, al del año pasado. Ya sabes, lo de la “mejora continua” aplicado aquí también.

      Un saludo

      Eliminar